¿Furia Rola mantendría el título de Burger ganadora del Master?

Burger ganadora

El domingo anterior 5 de mayo estuvimos decididos en hacer los 40 a 50 min de fila para probar la osada creación de Hache de Hamburguesa, La Furia Rola. La innovadora Burger de los campeones del Burger Master del año pasado. Ansiedad desbordante se siente entre los comensales que hacen la fila, debatiendo entre ellos, si Hache conservará el título de Campeones este año.

Sigue leyendo a continuación, nuestra visita de comensal oculto, te tomará mucho menos tiempo del que te tomaste al hacer las filas para repetir esta Furia Rola.

Comentario del autor.
Burger ganadora

Lo que percibimos

A continuación, nuestras percepciones al probar la arriesgada Burger:

  1. La conversación ardía al rededor del concepto de la Furia Rola, entre adeptos, quienes la repetían y detractores, quienes le daban una segunda oportunidad, a la mezcla atrevida, de mantequilla de maní y frambuesa con pimienta.
  2. El inclemente sol subía las expectativas de maridar la Burger con una cerveza fría.
  3. Fanáticos de la innovadora mezcla de la salsa hacían spoiler a los demás comensales que hacían la fila, todo por defenderle a Hache la osadía.
  4. Los demás comensales que avanzaban en la fila, comían también las Burgers competidoras de Maikki, las de Bicono y las de Chorilongo. Como si estuvieran esperando la Furia Rola, a suerte de postre, para que cerrara el día. Pues eran casi las 4:00 pm, y domingo por la tarde, situación idónea de rolo o rola para antojarse de un postre y cerrar con broche de oro la correría carnívora.
Furia Rola

La Furia Rola cumple su profecía, de provocar euforia al ser comida. Los comensales aprueban y desaprueban la mezcla en cada esquina de Hache de Hamburguesa en una sonante algarabía. Aunque sin indiferencia alguna por ser campeones, Hache nos recibe y atiende uno a uno a la mesa.

Por consiguiente, van entrando por la puerta, hordas y hordas de comensales que quieren dar su propia prueba, su testimonio de haber vivido el lanzamiento único de un concepto como este, en la ciudad capitalina. Donde se juega de local, la Furia Rola, que descresta y ni de chiste pasa desapercibida.

Rolas

Una Burger ganadora e innovadora

Bien se sabe que mantener el título de campeones no es tarea fácil y por esto Hache, con La Furia Rola sube la apuesta este año, al crear un concepto de Burger altamente innovadora.

Esto lo confirman con procesos de hibridación y convergencia practicados a otro nivel en su cocina, ejecutados de manera impecable, para dar esa cuota innovadora y conseguir dar el salto con el concepto de una burger ganadora. Imagínate que se convierte en Peanut Butter Jelly Sándwich pero con un hilo conductor de dulce, ácido y pimienta sobre la salada crujencia de una tocineta crispy hecha como ninguna otra.

Este concepto de burger ganadora se siente como un postre durante un breve momento y vuelve a ser suculencia pura. No tiene que expresarse mucho esta pieza de carne y pan, tan solo se necesita un mordisco para llegar a amar con furia a esa burger rola, demasiado ganadora.

Burger ganadora

En camino a terminar, nuestra calificación cualitativa, que no pretende otra cosa sino aportar una critica constructiva donde se oriente y guíe al foodie, pero sobre todo, que abra paso a la conversación poderosa tanto de la experiencia como al estilo de vida, de sibaría y glotonería.

Nuestra calificación cualitativa

Asimismo, la idea es cualificar la experiencia de probar esta burger ganadora, diseñada especialmente para el concurso y dejar un abrebocas la vivencia completa en Hache de Hamburguesa:

1. Pan: buns de pan parecido al brioche artesanal, ideales, por lo neutros de sabor, suaves de miga y lo esponjosos. Frescos y a punto, a sabiendas de las grandes cantidades que debían reservar.

2. Carne: ejecutada de maravilla. Jugosa, consistente y magra.

3. Tocineta: tocineta ahumada y crujiente. Suponemos que esa tocineta extra crispy solo se logra con un juguete como el Horno Rational en modo «transbordador espacial alemán». Pues para llegar a ese tipo de tocineta, un cocinero requiere altas dosis de innovación tecnológica en su cocina y maestría para mantener el estándar durante la semana de concurso. Esa tocineta era la compinche de la salsa «disruptora» que describimos en el siguiente punto.

4. Salsa: mantequilla de maní y coulis de frambuesa con pimienta negra (versión de peanut butter jelly norteamericano) siempre untuosa y «acarameladora». Con giros de acidez y con efecto de cosquillas en el paladar.

5. Guarnición: podríamos aseverar que la guarnición era la cerveza fría que maridaba perfectamente a la Burguer Rola.

Para finalizar, asimilamos el punto anterior como otro acto deliberado, de ofrecer el anhelado concepto perfecto de Burger ganadora, sin vegetales ni cosas saludables de esas. Creemos que la guarnición era esa equilibrada Heineken siempre helada. Que bien refrescaba, a la combinación delirante de salsa, esa combinación que posiblemente empalagaría, pero que probablemente se convertiría en un must bogotano de la gastronomía.

Aunque de la gastronomía casual, solo si algún día llegaran a dejarla en su carta como acto de cortesía. Tal cual, como el servicio de absoluta excelencia y cortesía que tuvimos aquel día, donde nos sentíamos servidos y atendidos por los propietarios, día en que Hache de manera inagotable despachaba pedidos y le daba al concepto, bastante ganador, con irremediable furia capitalina.

Hache de Hamburguesa

Calle 119 # 11D-15 Santa Barbara Bogotá.

Escrito por Amaury Fuds

Co-Founder FUDS SAS BIC
Chef de profesión y
artista de vocación

Deja un comentario